23 mar. 2010

NUNCA ME PEINO POR LAS MAÑANAS

Esta frase es muy frecuente en casa, impregnada en los seres pequeños que viven allí, y ahora gracias a un fantástico blog, he descubierto porqué...



¿Y porqué? pues muy fácil. A los cinco años descubrí que los restos de lo que soñábamos por la noche se quedaban enganchados en las púas del peine.
Así que me dije nunca mas, mis sueños vienen conmigo.

David es el autor de esta ilustración y tiene un blog muy interesante con el que me he tropezado hoy, precisamente gracias a los kodamas. Echadle un vistazo merece la pena.

No hay comentarios:

Contacto


Nombre
Email
Web o blog
Asunto
Texto del mensaje
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[ Refresh Image ] [ What's This? ]